Página principal Foros DIA21 – Foro del módulo 3

Foto del perfil de

Este debate contiene 26 respuestas, tiene 21 mensajes y lo actualizó  Carranzabeth hace 10 meses, 3 semanas.

  • Autor
    Publicaciones
  • #17558
    Foto del perfil de
    elisacolom
    Participante

    Los invitamos a reflexionar, dialogar y discutir sobre cómo el principio de soberanía favorece o limita la cooperación entre estados alrededor del manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos en los acuerdos sobre cursos de agua internacionales y acuíferos transfronterizos en la región. Pueden tomar como ejemplo un instrumento y/o citar elementos concretos encontrados identificados en la normativa de los acuerdos, y destacar factores más allá de la gestión del agua.

  • #18113
    Foto del perfil de
    elisacolom
    Participante

    Estimados colegas, hoy se cumple el tercer día para el estudio del módulo 3 del curso de derecho internacional de Aguas en América Latina; los animo a que lean el Capítulo 3 del manual de capacitación base del curso para enterarse de que la práctica de convenir el desarrollo de los recursos hídricos en esta parte del mundo ha sido la de suscribir acuerdos entre los estados directamente involucrados, que no contamos con ningún convenio regional en esta materia y que muchos de los acuerdos existentes son ya de larga data.

    cualquier pregunta, comentario o sugerencia estoy a la disposición de ustedes. que tengan un excelente día.

  • #18156
    Foto del perfil de
    xlacues
    Participante

    Buen día. En mi opinión, el principio de soberanía puede remitirse a lo que sucedió con el Acuerdo sobre el Acuífero Guaraní. Paraguay y Brasil haciendo uso de su soberanía no ratificaron el Acuerdo en un principio. Según tengo entendido actualmente los cuatro países lo ratificaron.
    Este Acuerdo es fundamental para lograr la GIRH del Sistema Acuífero Guaraní.
    Saludos cordiales.

  • #18157
    Foto del perfil de
    Francisco Revilla
    Participante

    Buenos días con todos, con relación al Principio de Soberanía, considero que este constituye un elemento que favorece la cooperación entre los estados, en la medida que el uso de los recursos hídricos proveniente de uno de los estados, puede usarse, siempre que no cause un daño sensible a los cauces ubicados en los estados ribereños, por tal motivo, puede utilizarse el agua de manera equitativa.
    En el caso de Perú, tenemos el caso del lago Titicaca, conocido como el Sistema TDPS, en alusión al sistema que incluye al Titicaca, Desaguadero, Poopó y Salar de Coipasa. En 1996 se creó la Autoridad Binacional del lago Titicaca, por convenio binacional de Bolivia (Ley Nº 1972) y Perú (Resolución Legislativa Nº 26873) como una entidad de derecho público internacional con plena autonomía técnica, administrativa y económica, la cual depende de los Ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países, siendo su objetivo general el de promover y conducir los programas y acciones en el marco del Plan Director Global Binacional del Sistema Hídrico TDP, el cual contribuye y favorece el uso de agua entre Perú y Bolivia.

  • #18160
    Foto del perfil de
    Francisco José
    Participante

    Hola a todos,

    En mi opinión el Principio de Soberanía limita la cooperación entre Estados en la mayoría de los casos. Entendiendo el agua como un bien común, lo mejor es un acuerdo que implique a todos los participantes democráticamente según su grado de implicación de manera que se cree una cadena dependiente de cada eslabón y siempre pensando en el bien común. Para ello los participantes han de estar de acuerdo en ceder soberanía en favor de la igualdad y equidad.

    La única soberanía que admisible ha de ser la del propio Tratado.

    Saludos

  • #18167
    Foto del perfil de
    ecastro
    Participante

    Cómo el principio de soberanía favorece o limita la cooperación entre estados alrededor del manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos en los acuerdos sobre cursos de agua internacionales y acuíferos transfronterizos en la región.
    En principio debemos de conocer sobre Soberanía interna: que representa el poder del Estado en relación a las personas y cosas dentro de su territorio, o, mejor, dentro de los límites de su jurisdicción. Asimismo Soberanía externa representa la competencia otorgada a los Estados por el derecho internacional y se manifiesta en la afirmación de libertad del Estado en sus relaciones con los demás miembros de la comunidad internacional.
    Ambas manifestaciones de soberanía son importantes para las aguas transfronterizas. En el caso de la soberanía interna, el Estado tiene autonomía para establecer las políticas hídricas, fiscalizar su cumplimiento y solucionar los conflictos. En el caso de la soberanía externa, el Estado posee la responsabilidad de mantener un nivel aceptable de calidad y cantidad para los otros países que comparten el recurso y no practicar acciones que causen un daño significativo

  • #18169
    Foto del perfil de
    kdelacruz
    Participante

    Hola a todos, en mi país es muy complicado hablar del principio de soberanía, en virtud que nuestra Constitución establece que somos un Estado soberano, es decir que el Estado es quien ejerce la plena soberanía, sobre los recursos naturales y vivos del lecho y subsuelo marinos y los existentes en las aguas adyacentes a las costas fuera del mar territorial, que constituyen la zona económica exclusiva, en la extensión que fija la ley, conforme la práctica internacional, pero las decisiones sobre el derecho internacional la ejerce el Organismo Ejecutivo por medio de su máxima autoridad que es el Presidente Constitucional de la República, por lo que debemos entender que es el Estado el encargado de emitir la legislación por medio de su Organismo Legislativo o ya sea someter a aprobación la adhesión de algún convenio o tratado internacional, siempre y cuando no afecte la soberanía del país.

  • #18175
    Foto del perfil de
    salcoz
    Participante

    Buenos días.
    El principio de soberanía desde mi punto de vista si no es acompañada por el espíritu de cooperación y buena vecindad hace más dificultoso el manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos.
    Saludos!
    Silvana

  • #18198
    Foto del perfil de
    monik
    Participante

    Hola buenas tardes considero que el principio de soberanía si favorece a los Estados para que no exista una intervención de cualquier índole, otro punto es que la cooperación necesita de una institucionalidad de carácter estable y permanente; considero que es importante hacer alusión a que la cooperación es eminentemente interestatal. Esto no significa que los Estados aunque formen parte de organismos internacionales no significan que les deba de afectar en el ejercicio de sus atribuciones soberanas y esto no limita a la cooperación.

  • #18213
    Foto del perfil de
    elisacolom
    Participante

    Hola Colegas,

    Excelentes comentarios.

    la soberanía territorial es uno de los principios del derechos internacional público, jus cogens, es decir que es reconocido por todas las naciones y por lo tanto fuente de derecho. Ciertamente no se trata de un principio de carácter absoluto; su aplicación conlleva también la de los demás principios del derecho internacionales sin supremacía entre unos y otros; y también el ejercicio de la soberanía de un estado está limitada por el ejercicio de este mismo principio de parte de los demás estados.

    el desarrollo de los recursos hídricos aguas que naciendo en un estado fluyen hacia otro (s); constituyen de hecho un monumento fronterizo; o bien, como el caso de los acuíferos, físicamente están situadas las aguas subterráneas en el territorio de dos o más estados.

    En cuanto al caso señalado por Francisco del Lago Titicaca, Desaguadero, Poopó y Salar de Coipasa, contar con un mecanismo institucional binacional es una gran paso hacia el desarrollo conjunto de los recursos hídricos que, en mi opinión, incluye todo lo necesario para conservar y recuperar las aguas.

    en la relación bi, tri o de más países también se presentan asimetrías en cuanto al poder político y económico entre uno y otro estado y esta asimetría hace, a veces, difícil lograr una negociación cuyos beneficios y responsabilidades sean realmente equitativos, pero finalmente el manejo conjunto y bajo el enfoque de integralidad es la tendencia en América Latina y otras regiones del mundo.

    saludos

    • #18595
      Foto del perfil de
      cervantesm
      Participante

      Estimada Elisa, es importante considerar que la soberanía es tan fuerte como el nivel de desarrollo de los países y de la ventaja que tenga sobre un determina recurso natural, la diversidad y variedad de estados de desarrollo de las naciones determinan, en ventaja, más o menos derechos sobre los recursos naturales. De modo que quien usó primero tiene mayores derechos sobre el recurso, aún así traspase su soberanía. los derechos sobre cursos de aguas internacionales están deliberados conforme al derecho consuetudinario, y dichos derechos desarrollados por comunidades afectadas por el acceso al recurso hídrico se convierten en un tema de soberanía del estado al que pertenece esta comunidad. Esa posición tiene a cerrar puertas para la cooperación en solución de conflictos por el curso de agua transfronterizo. La soberanía más allá del límite físico es también un límite de derechos consuetudinarios desarrollados por comunidades de otros países. Asi que la soberanía tiene una gran gama de matices para enfrentar las oportunidades de menejo compartido del recurso hídrico.

  • #18246
    Foto del perfil de
    Amael
    Participante

    Buenos dias,

    Creo que el principio de soberanía crea un enfoque de propiedad estatal en los recursos hídricos que da prioridad a los intereses del Estado en detrimento de las personas que utilizan el recurso. En el caso del Proyecto de Artículos sobre Acuíferos Transfronterizos de la CDI (DALTA), el concepto de soberanía es retomado, lo que demuestra una visión más retrógrada de los Estados en relación a los acuíferos que los cursos de agua internacionales, cuyo convenio bajo la égida de la ONU no trae tal concepto expreso. Por supuesto que la soberanía ahora discutida es relativa, ya que todavía se somete el Estado a las normas de Derecho Internacional, pero en comentarios de Estados como Palestina, puede ser observado que la mención fue tomada como una resurrección de la Doctrina Harmon. El Acuerdo sobre el Acuífero Guaraní también trae una mención a la soberanía, bajo la influencia del DALTA. Aunque tal mención no tenga grandes repercusiones prácticas por sí solas, que puede interferir en la interpretación del acuerdo, ya que los tratados deben interpretarse en su integridad, conforme a la Regla General de interpretación de tratados de la CVDT.

    Saludos

  • #18248
    Foto del perfil de
    elisacolom
    Participante

    Hola Colegas,

    considero que el derecho internacional también es un derecho que expresa posiciones y tendencias políticas y por lo tanto cuestionable, por un lado, y perfectible por el otro. Creo que el principio de soberanía territorial ha sido, es y será motivo de polémica dependiente del enfoque que se le dé y que en el caso de las aguas cobra, en mi opinión, un inusitado valor porque hablamos de un bien vital para el ser humano y la biodiversidad en general, útil a la economía y fundamental para el ambiente que, además, está regido por el clima de la Tierra y se expresa en un ciclo natural que no reconoce frontera alguna!

    convenir entre estados el desarrollo de los recursos hídricos es fundamental; cómo y hasta donde llegar dependerá de circunstancias muy particulares.

    saludos,

  • #18260
    Foto del perfil de
    VirginiaChiesa
    Participante

    Buenos días. A mi entender tanto el principio de soberanía como el principio de cooperación son necesarios en pie de igualdad para lograr el manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos transfronterizos. En este sentido, en mi país, la constitución nacional establece la forma representativa, republicana y federal de gobierno, donde corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos hídricos existentes en su territorio. Por tanto, sin el principio de soberanía no podríamos establecer acuerdos internacionales con otros países y sin el principio de cooperación no podríamos poner en práctica el contenido de éstos.

  • #18270
    Foto del perfil de
    Rodri90
    Participante

    Considero que el principio de soberanía es compatible con el principio de cooperación, pues en el entendido de la soberanía que ejerce un estado sobre determinado territorio, es la base para buscar un acuerdo binacional o multinacional, y estará libre para firmar y suscribir solamente aquellas obligaciones que el estado participante quiera adquirir.
    Esas obligaciones que contrae las hace mediante la autonomía de su soberanía, y las podrá realizar de mejor manera en la medida que los otros involucrados en la gestión de cuencas o aguas comunes contribuyan a la sostenibilidad de esos ecosistemas o cuerpos de agua.
    Es poner la soberanía al servicio de la cooperación para lograr un fin común de varios estados involucrados.

  • #18271
    Foto del perfil de
    Rodri90
    Participante

    Lamentablemente detrás de el principio de soberanía se excusan muchos políticos que no ven como prioridad el tema.
    y les hace fácil descartar acuerdos internacionales de aguas fronterizas, diciendo que un acuerdo sobre la gestión de un bien nacional por ejemplo, es un Acuerdo a priori atentatorio a la soberanía nacional.
    En mi país es una excusa que se oye y lee. Increíble.
    Similar pasaba con la CPI por ejemplo.

  • #18298
    Foto del perfil de
    ydaliago
    Participante

    Actualmente, la validez de un tratado depende de la capacidad y consentimiento de las partes para concertarlo, de que este sea de objeto y causa lícita y de posible cumplimiento. Procede precisar que el Estado soberano se caracteriza por no depender de ningún otro orden jurídico estatal, ni de ningún otro Sujeto de Derecho internacional, “dependiendo solo del Derecho internacional” (J. Barberis).
    La soberanía, como principio del Derecho internacional, símbolo del hecho de que este último opera sobre la base de la coordinación entre los estados y no de subordinación entre los mismos, y su esencia consiste en el derecho a ejercer las funciones de Estado en un plano de independencia e igualdad respecto de los otros estados”.

    Se entiende por soberanía a nivel político a la autoridad política suprema que corresponde a un Estado independiente. La importancia del ejercicio de la soberanía se encuentra asociada al dominio o poder de mando y custodia que tiene un Estado sobre un territorio determinado y la población que en él habita. En su dimensión exterior, la soberanía de un país equivale a su independencia frente a los demás Estados, a su capacidad de autodeterminación sin ninguna interferencia extranjera. Pero además la soberanía se distingue porque es unitaria, indivisible e inalienable (premisa existente desde el nacimiento de nuestro Estado República Dominicana ante la República de Haití). Cabe destacar que el carácter unitario de la soberanía proviene de la necesaria preservación de la integridad del Estado, evitando su fragmentación, de donde resulta su indivisibilidad. Si bien resulta relevante el carácter unitario e indivisible de la soberanía, no menos trascendental resulta su condición de inalienabilidad, en vista de que no puede ser objeto de cesión o enajenación bajo ningún título, so pena de provocar la desaparición del Estado.

    La soberanía es el poder del Estado pero sujeto al derecho o como entidad-sujeto del Derecho Internacional público, con la facultad de regular sus asuntos internos y externos, libre de injerencia, presión y no puede estar condicionada a intereses de otros, pero también, la noción de soberanía corresponde a un tipo de organización política, que configura los Estados soberanos sujetos a normas, políticas, instituciones, en el marco de la libertad de las personas. En mi país, Republica Dominicana la Soberanía se constituye en un Principio constitucional establecido en el Artículo 3 de la Constitución dominicana e indica que: “La soberanía de la Nación dominicana, Estado libre e independiente de todo poder extranjero, es inviolable. Ninguno de los poderes públicos organizados por la presente Constitución puede realizar o permitir la realización de actos que constituyan una intervención directa o indirecta en los asuntos internos o externos de la República Dominicana o una injerencia que atente contra la personalidad e integridad del Estado y de los atributos que se le reconocen y consagran en esta Constitución. El principio de la no intervención constituye una norma invariable de la política internacional dominicana.”
    En el caso de mi país, la Republica Dominicana, la situación y la voluntad política que se ha suscitado por años con el gobierno de Haití no ha mejorado, ni ha garantizado los mecanismos transfronterizos de cooperación relacionados dentro de las cuencas transfronterizas, no se ha aprovechado los mecanismos y plataformas de cooperación que los organismos internacionales han querido establecer a diversos niveles, para crear una red de cooperación que funcione, tanto a través de la frontera, como también así entre el nivel local y nacional en el marco general de cooperación.
    Las estructuras de cooperación transfronterizas/ binacionales que han existido a diversos niveles le han faltado recursos para su implementación efectiva. Los mecanismos existentes que se han establecidos por años incluyen la Comisión Mixta Binacional, las agencias fronterizas de desarrollo, la comisión parlamentaria haitiana para la frontera, los proyectos binacionales implementados por las organizaciones internacionales, asociaciones de alcaldes en la zona fronteriza y cooperación informal entre líderes de la comunidad y grupos de medios de vida. Estos mecanismos y estructuras diferentes representan buenas plataformas de cooperación/resolución de conflictos que deben ser reforzadas e institucionalizadas aún más, ya que para ciertas problemáticas son percibidas en forma positiva por parte de las partes directamente interesadas en ambos países.

    Ydalia Elena Gonzalez
    República Dominicana

  • #18394
    Foto del perfil de
    FanelGuevara
    Participante

    si un Estado pertenece a la comunidad Internacional de hecho debe renunciar un poco al ejercicio ilimitado de su soberanía Territorial siendo este un principio de la convivencia pacifica de los Estados; en esa medida hay restricciones a la Soberanía ya que debe abstenerse de actuar si sus acciones hacen daño al vecino y tolerar los efectos de las acciones de su vecino si las acciones que realiza están dentro de lo licito y no afectan grandemente sus intereses.

    por ejemplo si decide un país realizar una actividad minera aguas arriba, no puede ni debe contaminar las mismas. como tampoco podría afectar un manejo adecuado de las partes altas que afecten el discurrir de las aguas con respecto al país vecino que tiene sus fronteras aguas abajo o al revés.

    Fanel Guevara
    Peru

  • #18402
    Foto del perfil de
    lbenavides
    Participante

    Hola Saludos,
    Soy salvadoreño y hablaré sobre casos particulares de mi pais.

    En El Salvador , existen dos casos, puedo decir con mucho orgullo que uno de ellos es objeto de mención en el Manual que estamos leyendo. Uno de ellos, en el cual, el objeto de regulación del tratado, acuerdo o convenio no perjudica la soberanía de ninguno de los tres Estados, pues las fronteras están desde hace mucho bien definidas (hablo de soberanía en el sentido territorial). Me refiero al Tratado Trinacional entre Guatemala, El Salvador y Honduras para la implementación del Plan Trifinio, en la región noreste de El Salvador. El segundo caso se refiere a las Aguas del Golfo de Fonseca, una bahía histórica compartida entre El Salvador, Nicaragua y Honduras la cual ha sido objeto de disputa por mucho tiempo entre los tres países.Estos ejemplos llevan a pensar que, siendo una de las razones de ser de la GIRH el hecho que su aplicación surge por la incapacidad de un actor de tomar decisiones unilaterales, para que esta (la GIRH) goce de la aprobación y apropiación de los Estados involucrados, antes deben haberse resuelto todas aquellas disputas territoriales existentes que impliquen ejercicio de soberania de los Estados en conflicto sobre el territorio donde se encuentren los recursos a regular. Creo que en cuestión de gestión integrada de recursos naturales transfronterizos, la soberanía per se, no es ni buena ni mala. Hemos visto exitosos acuerdos internacionales en zonas geograficas altamente ricas en recursos minerales por ejemplo en el amazonas, y los Estados involucrados decidieron o acordaron regular esa materia sobre la base de la claridad de sus facultades y atribuciones sobre el territorio que comparte el recurso regulado en cuestión.

    En otras palabras, la racionalidad del Estado, lo lleva a poner su soberania al servicio del bien común, siempre y cuando estén claramente demarcadas las zonas que corresponden a su soberanía y que sabe que los otros Estados reconocen, y que los acuerdos que surjan tienen como base esas delimitaciones geograficas. Sin embargo, como es el caso de mi pais, los Estados no pueden ponerse de acuerdo a regular el uso de cualquier tipo de recurso natural, si antes no hay un acuerdo entre las partes de cual es la proporción de ese recurso en cada uno de los territorios sobre los cuales ejercen plena soberanía. (indivisible, es decir que el hecho que los Estados reconozcan la cantidad que existe en cada una de sus fronteras, no significa que piensen puedan usarlo indiscriminadamente),

  • #18446
    Foto del perfil de
    Ricardo
    Participante

    Han sido interesante los diferentes aportes y quiero enfatizar mencionado que la Soberanía orienta los procesos de negociación involucrados en la gestión conjunta de los cursos de agua internacionales en beneficio de los Estados, sin embargo los sistemas jurídicos que se ocupan del agua difieren de país en país, según sea los diferentes niveles de desarrollo y se puede encontrar una ausencia de acuerdos bilaterales o multilaterales que rijan los cursos de agua internacionales, como es el caso de Centroamérica y específicamente de Guatemala, donde existe la ausencia de acuerdos bilaterales o multilaterales que rijan los cursos de agua internacionales y al entorno de la escasez de agua que se han presentado en los últimos 5 años, ha sido un detonante para abordar con mayor madurez la situación, partiendo de los principios de soberanía, donde la disponibilidad de agua deberá ser prioritaria en el ejercicio para fortalecer el GIRH y abordar una situación con elementos de experiencia para que en conjunto se aborde esta problemática y principalmente recae en la escasez de agua.

  • #18448
    Foto del perfil de
    elisacolom
    Participante

    Hola colegas,

    con lo señalado por Ricardo, viene a mi mente el tema de los factores naturales, sociales y económicos parte del contexto que anima o limita la suscripción de acuerdos para desarrollar los recursos hídricos de un curso de agua internacional o de un acuífero transfronterizo, pues en Centroamérica es Guatemala la que cuenta con el mayor número fuentes de agua en esta situación, la mayoría aguas arriba, tanto respecto a México, como Honduras, El Salvador y una vez se resuelva el diferendo territorial entre Guatemala y Belice, también con Belice. La política de estado en materia de cursos de agua internacionales de Guatemala, ejerciendo soberanía, opta por una posición conservadora en tanto no se evidencie de manera fehaciente y clara los beneficios y responsabilidades que recibirá y asumirá como Estado.

    saludos, Elisa

  • #18488
    Foto del perfil de
    Javier Noriega
    Participante

    el principio de soberanía es la capacidad que tiene todo Estado para gobernar y reglamentar todo lo referente a su territorio y población, en la búsqueda principalmente del desarrollo y beneficio de connacionales, es bajo está premisa última que suscribe acuerdos con países vecinos, a fin de buscar el bien común, pero también de garantizar el bien para su población, por lo tanto el principio de soberanía no debería limitar la cooperación entre Estados, muy por el contrario debería alentarlo; un ejemplo de cooperación entre Estados es Tratado de Cooperación Amazónica (TCA), que es instrumento jurídico que reconoce la naturaleza transfronterizo de la amazonía, este Tratado reafirma la soberanía de los países amazónicos e incentiva, institucionaliza y orienta el proceso de cooperación regional entre los mismos.

  • #18575
    Foto del perfil de
    MLBaltra
    Participante

    En el caso de Chile solo esta en acuerdo con Argentina pero no hay un tratamiento de aguas transfronterizo con Perú o Bolivia. Por el contrario, actualmente, en La Haya se discute el caracter de río transfronterizo del Silala, el que para nosostros es efectivamente un rio que nace en Bolivia y traspasa las fronteras, por lo que termina en Chile. En cambio, para Bolivia es un sistema hídrico sin especificar si es un afluente o no.
    Si bien con Argentina tenemos el Convenio, es necesario ser realista que no se había visto interes en continuar trabajando considerando que son varias las cuencas compartidas especialmente hacia el sur. Pero este año se programaron reuniones Binacionales entre ambos países y se ha visto no solo en el tema de los recursos hidricos un interés por trabajar diversos temas.

  • #18594
    Foto del perfil de
    cervantesm
    Participante

    Buenos dias. Me incorporo al foro atendiendo a la pregunta: cómo el principio de soberanía favorece o limita la cooperación entre estados alrededor del manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos en los acuerdos sobre cursos de agua internacionales y acuíferos transfronterizos en la región. Evidentemente el término soberanía ha sido el criterio de cada estado para delimitar sus derechos dentro de las líneas fronterizas, y esto ha representado una camisa de fuerza para atender otros temas que trascienden dichos límites. La soberanía es una característica de las naciones por lo cual determinan su actuación ante acciones que pueden alterar el orden de las cosas dentro de los limites territoriales del Estado. Debería ser, por tanto, una condición para facilitar la cooperación entre estados involucrados en la necesidad de un manejo integrado de los recursos hídricos. Los efectos ambientales y su consecuente resultado en los recursos hídricos, base de la vida de la mayoría de los ecosistemas, que incluye al ser humano,trascienden estados y afectan su soberanía. En cambio la complejidad del manejo de los recursos hídricos que no conocen fronteras, demandan de una cooperación entre estados para su manejo y conservación, la cual a partir de los usos (hidroelectrica, navegación, pesca, riego, y otras necesidades humanas) debe valorarse para el bienestar humano. en este caso los acuerdos sobre el Rio Amazonas son un ejemplo donde la soberanía ha sido elemento positivo para el manejo conjunto e integrado de los recursos hídricos.

  • #18927
    Foto del perfil de
    BorjaGarcia
    Participante

    ¿Entendemos por soberanía el reconocimiento por el resto de Estados a el control efectivo por un gobierno de un territorio delimitado por fronteras, y de los recursos materiales y humanos que en el mismo se encuentran? Si es así, no debemos olvidar que la actividad de gobierno de un Estado se mueve con el objeto de lograr unos objetivos lo más favorablemente posibles ¿quiere ello decir que la soberanía limita la cooperación? sí, siempre que los intereses del Estado puedan verse mermados por este tipo de actividad de favor hacia otros Estados.

  • #18949
    Foto del perfil de
    germana_fajardo
    Participante

    En muchos casos las delimitaciones geográficas y el principio de soberanía terminan complicando o impactando negativamente en la gestión de los recursos hídricos transfronterizos. Con frecuencia los Estados priorizan los temas territoriales, haciendo a un lado la cooperación entre países para la protección de los recursos hídricos. El caso de Nicaragua y Costa Rica es un buen ejemplo, estos dos países definieron su frontera en 1858 y la referencia limítrofe principal fue el Río San Juan, por lo cual comparten la cuenca hidrográfica del río. A pesar que el tratado tiene aproximadamente 160 años de vigencia, los países involucrados aún no logran establecer las normas básicas para la gestión integrada de recursos hídricos de escala transfronteriza. Muy por el contrario, el Rio San Juan ha sido motivo de disputa en la Corte Interamericana de Justicia debido a daños ambientales y disputas territoriales de pertenencia sobre la isla Calero, que según se sabe se formó del sedimento del Ríos San Juan. Esto muestra como en la agenda la prioridad es la soberanía sobre el rio san juan y no el principio de cooperación.

  • #19304
    Foto del perfil de
    Carranzabeth
    Participante

    En mi opinión el principio de soberanía resulta restrictivo en procesos de cooperación, ya que no permite una libre disposición o mejor dicho una disposición conjunta de los diferentes recursos que ecosistémicamente se encuentran integrados, pero que político-territorialmente están divididos. Este principio de que cada país es soberano en el uso de sus recursos naturales, se preveyó en la Declaración de Río, tras la idea de que ningún estado se sintiera vulnerable ante la posible intervención de otro sobre la idea de que el ambiente es transnacional. Me parece que si se desarrollan procesos de cooperación reales y estructurados dentro del marco de la GIRH con reglas claras para el aprovechamiento de los recursos y la distribución equitativa de los beneficios obtenidos por dichos usos, se podrían desarrollar regulaciones compartidas sin vulnerar el principio de soberanía, por el contrario se ratificaría el mismo sobre las base de la voluntad de los Estados de trabajar de esa forma compartida.

Debes estar registrado para responder a este debate.